Unión General de Trabajadores del País Valenciano

ugt-pv

Por Guillermo Martí Peris.

Como afiliado responsable es mi deber hacer un análisis riguroso cada vez que se me brinda el derecho de votar y hacerlo con cabeza.

Lo de Pedro Sánchez estaba claro, la forma poco ética de sacrificar públicamente al primer secretario general elegido por la militancia anunciaba una gran tormenta interna, que se convirtió en un huracán cuando el PSOE se abstuvo en la investidura de un PP corrupto dirigido por Rajoy. En mi caso tras 10 años siendo secretario general de la federación de Enseñanza de UGT País Valenciano, no podía consentir que el partido que sustento económicamente facilitara la continuidad del responsable de los mayores recortes en educación de la historia de la democracia, y que a día de hoy se mantienen: un recorte del PIB en educación de más de 7.000 millones/euros año, aumento del número de alumnos por aula y horario de trabajo del profesorado, aumento de las matrículas universitarias en una media del 25%, 5 años de congelación salarial, supresión de las oposiciones docentes, imposición de la LOMCE y un larguísimo etc. que acabó con 8 huelgas que promovimos como sindicato y que nos han costado una media de 1.000 euros a cada docente. Por eso, yo avalé y voté a Pedro, sin esconderme y explicando el porqué de la decisión. Ahora, una vez que la tormenta se ha disipado, algunos parece que quieren provocar otra en nuestra Comunidad, sin medir los daños, sobre la cual aporto mi modesta opinión.

La presentación de una candidatura alternativa a Ximo Puig es una operación contra el actual Presidente de la Generalitat por votar en contra de Pedro Sánchez (equivocarse es humano), que a mi entender es una operación que no va a salir, no aporta nada al PSPV, y que vuelve a provocar otra tormenta innecesaria. Por una parte, tenemos a un presidente del Consell que lidera un cambio histórico después de 20 años de un PP corrupto, un presidente que durante 2 años (le quedan 2 más), ha sabido pactar y liderar un pacto de izquierdas con l@s compañer@s de Compromís. Un presidente trabajador, accesible y dedicado a resolver los problemas de la Comunidad, que es hiperactivo (mirad su agenda semanal). Un presidente que defiende con ahínco nuestra identidad, nuestra lengua y cultura. Un presidente sindicalista que reivindica una financiación justa para mantener los servicios básicos. Un presidente honrado que hace de la transparencia su bandera y que persigue a los que saquearon la Generalitat. Un presidente que nos ha devuelto el orgullo de ser valencianos, y que nos transmite valores éticos y morales que sirven de ejemplo a la ciudadanía. Y ante esta magnífica gestión en vez de estar festejándola como hacen otros, para reforzarlo en la recta final de la carrera, se nos plantea una bicefalia idílica sin problemas, que nos dicen que no va a debilitar su liderazgo, ni desautorizarlo, ni mermar al presidente, y bla, bla... Ya hemos visto estos días como ha acabado la bicefalia del BLOC.

Ximo merece por su gestión que su partido le apoye para acabar esta legislatura con el mayor respaldo posible, con las espaldas cubiertas y centrado en la acción de gobierno para renovar 4 años más un pacto de izquierdas que consolide el cambio, o ¿queremos que vuelvan los casos de corrupción valenciana?: Brugal, Canal 9, Carmelitas, Cartagena, Castellano, CIEGSA, Cooperación, Egevasa, Emarsa, Eres, Fabra, Feria, Fitur, Gürtel, Imelda, IVAM, IVEX-Julio Iglesias, Madeja, Naseiro, Nóos, Over Marketing, Sedesa-Cotino,Terra Natura, Terra Mítica, Torres Calatrava, Torrevieja, Taula, Valmor, Visita Papa...

Reflexionemos y demos fuerza, estabilidad y apoyo a quien nos ha devuelto la dignidad. Habrá otro momento en que otras personas podrán postularse para correr por el cartel electoral de 2019, pero no es este momento, ahora toca actuar con sentido común, ser una piña y no poner en peligro el cambio, o ¿es que a nuestro corredor Ximo ahora que entra en la recta final de la carrera vamos a quitarle las zapatillas?

 

0
0
0
s2smodern