Unión General de Trabajadores del País Valenciano

ugt pven los medios mediterraneoPor Francisco Sacacia Bernat

No se negocian, porque son un derecho de todos los trabajadores, que durante toda su vida laboral, han estado generando ese fondo para su jubilación. Algo, que ahora dicen que no se puede hacer frente con los ingresos que se generan. Y mas aún, cuando a partir de dentro de cinco años, empezará a jubilarse la generación del “baby boom”, con lo cual pasarán a la condición de pensionistas un número muy elevado de trabajadores.

Partimos de la base, que en época de bonanza, no se guardo todo el excedente que generaban las cotizaciones a la seguridad social, sino que con ellas se pagaban otros gastos, que tenían que haberse liquidado a través de los Presupuestos Generales. Ello empezó a hacerse a partir del año 2000, creándose el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, o, como lo conoce todo el mundo “hucha de las pensiones”. Este fondo, fue creciendo hasta alcanzar su tope en 2011 con 66.815 millones de Euros, de los cuales hoy en día queda escasamente para llegar a pagar la paga de Navidad de 2017. Gracias a la gestión de nuestros gobernantes actuales, que cuando entraron estaba la “hucha” en su tope máximo, y con su “buen hacer”, la han dejado seca.

Ya he dicho al principio, que no se negocian, pero, si que se utilizan como arma electoral, por parte del actual gobierno, intentando asustar a los pensionistas diciéndoles que ellos son los únicos que les garantizan las pensiones. De momento lo que han demostrado es que son los únicos que han vaciado la “hucha” sin dar pruebas de su capacidad para garantizar el futuro del Sistema de Pensiones. De hecho, su actuación se ha limitado a crear un comité de expertos, compuesto en su mayoría por representantes de la banca y compañías de seguros (que curioso, los que tienen intereses en los planes privados de pensiones), que decidieron penalizar las futuras pensiones, en función de la “probabilidad de vida”, con lo cual, los pensionistas que se jubilen en el 2030 perderán aproximadamente un 20% de la pensión que les hubiera correspondido, elevándose hasta el 50% de pérdida los que se jubilen en el 2050. O sea, todos los que tengan menos de 50 años, van a tener que trabajar cuando se jubilen, porque el recorte va a ser de tal magnitud que en vez de una pensión de jubilación, va a ser una pensión asistencial, de supervivencia. Y no es ser catastrofista, sino ver los datos que proporciona el mismo gobierno; en el 2050 el gasto en pensiones será el mismo que ahora, y el número de pensionistas el doble. Blanco y en botella… Por cierto, en dicho comité el único miembro que se manifestó en contra de dichas medidas, fue el representante de UGT.

Ante esto ¿ hay solución?  Desde UGT, estamos convencidos de que sí, y por ello, en las negociaciones para reformar el Sistema de Pensiones, vamos a plantear entre otras medidas, que se eliminen las bonificaciones a las empresas en materia de contratación, o por lo menos que no sean a cargo de la Seguridad Social. Los gastos de la Seguridad Social, que al igual que los otros ministerios, sean a cargo de los Presupuestos generales. Que se destopen los tipos máximos de cotización. A todo esto, hay que añadir la derogación, o modificación en profundidad, de la Reforma Laboral, porque no hay ninguna duda, que ha contribuido de forma determinante, a que la subida del empleo no suponga un incremento igual de cotizaciones, en cuanto a su cuantía. La modificación sustancial de condiciones que contempla dicha Reforma, no es mas que un eufemismo, ya que debería decir “empeoramiento sustancial de las condiciones de trabajo”. El descuelgue salarial. La prevalencia del convenio de empresa, sobre el sectorial. Todo ello, repercute en una disminución salarial, y por lo tanto en una reducción de lo aportado por cotizaciones.

Si tenemos que confiar en que los actuales gobernantes solucionen este tema, lo tenemos claro, ya que ante otras situaciones hemos comprobado sus medidas, como por ejemplo la ministra Fátima Bañez, en el tema del empleo recurriendo a la Virgen del Rocío, o mas recientemente el Presidente Rajoy, que ante la subida brutal de la luz, la solución es “ que llueva”.

Desde UGT estamos haciendo campañas, jornadas, visitas de nuestros mayores, etc., para conseguir que se garantice el poder adquisitivo de los actuales y futuros pensionistas, asegurar la financiación del sistema, revisando de forma inmediata las fuentes de financiación, no sólo con cotizaciones, sino también con impuestos si fuera necesario, incluso con aportaciones a cargo de los Presupuestos Generales, ya que España, siendo una potencia económica europea, es delos que menos aportan en este concepto. Pero todo ello, no lo podemos hacer solos, necesitamos que todo el mundo se manifieste en contra de la situación actual, con la pérdida de poder adquisitivo y la falta de garantía del Sistema. Hay que tener en cuenta, que en el tema de las pensiones NADIE puede decir que no le afecta. Actuales y futuros. Por lo tanto desde UGT, hacemos un llamamiento a toda la ciudadanía para apoyar aquellas acciones que llevemos a cabo las organizaciones sociales para ASEGURAR EL SISTEMA DE PENSIONES.

 

0
0
0
s2smodern