ugt pven los medios levantePor Ismael Sáez Vaquero

Los ciudadanos españoles exigen cambio, lo dijeron el 20 de diciembre de 2015 y lo reiteraron el 26 de Junio del 2016. Lamentablemente, el nuevo Parlamento salido de las urnas no ha sido capaz de ofrecer una alternativa de Gobierno, pero la ausencia de mayoría absoluta debe servir para lograr que la voz de la calle se haga oír en él y se transforme en iniciativas legislativas de cambio. Es en ese sentido en el que se enmarcan las recién convocadas movilizaciones por parte de UGT y de Comisiones Obreras, para reivindicar y no para resistir. Para exigir a Gobierno y empresarios un nuevo pacto social que contenga un incremento de los salarios por encima de la inflación, entre un 1,8 y un 3, frente a una inflación prevista del 1,3; un acuerdo de pensiones que sea sostenible y garantice el poder adquisitivo de los pensionistas; una negociación colectiva que recupere la capacidad negociadora de los trabajadores; un Salario Mínimo que elimine la figura del trabajador pobre y una prestación mínima contra la desigualdad.

No se trata de pedir por pedir, ahora que llega la Navidad y con ella los regalos, se trata de ser coherentes con el discurso que los sindicatos venimos defendiendo desde que nuestro país crece a tasas superiores al 3% anual. La crisis sólo se mantiene para los más débiles y buena muestra de ello es el dato sobre el reparto de esa riqueza: el 52% va a rentas del capital y el 48% a rentas del trabajo, justo al revés que antes de la crisis. Las causas son evidentes: precariedad laboral en forma de contratos de corta duración y a tiempo parcial no deseado, convenios de empresas multiservicios por debajo de los convenios sectoriales, supresión de la ultra-actividad, un S.M.I. que es de los más bajos de Europa y multitud de recortes que aumentan los gastos de las familias.

Que se haya pactado una subida del S.M.I. entre PSOE y Gobierno del 8% es mejor que el 1% que antes se pactó con Ciudadanos o lo que el P.P. ha venido haciendo con su mayoría absoluta, pero supone un menosprecio a las organizaciones sindicales y sigue siendo insuficiente. La desigualdad es una injusticia y un riesgo para el crecimiento, de manera que las movilizaciones convocadas pretenden hacer justicia y dar eficiencia al sistema. No puede ser que se haga una Reforma Laboral para superar la dualidad del mercado de trabajo y que haya más dualidad que nunca; que crezca la economía más de un 3% y bajen los salarios; que se rompa el equilibrio en la negociación colectiva y se le impute a los sindicatos falta de contundencia o vigor; no puede ser que se tire de la hucha de las pensiones y cuando se agota se formulen propuestas que, además, inciden o pueden incidir de nuevo en los recortes y no en los ingresos. Pero cambiar todo esto, ciudadano, no depende de la Navidad. Depende de tu capacidad para entender la realidad y sobre todo de tu voluntad para cambiarla. Por ello, los días 15 y 18 de diciembre, te ofrecemos una propuesta convencidos de que es la tuya.

Y es que tras la reunión mantenida con el Presidente del Gobierno y con la CEOE para la negociación del Sistema de Pensiones, la mejora del Salario Mínimo Interprofesional, un pacto salarial que  recupere el poder adquisitivo y la vuelta al equilibrio en la negociación colectiva cercenada por las reformas laborales, ambas organizaciones hemos llegado a la conclusión de que nada de esto será posible sin el apoyo masivo de la ciudadanía.

Por ello, bajo el lema “Las Personas y su Derechos lo Primero” UGT y Comisiones Obreras, hemos convocado concentraciones frente a las delegaciones del Gobierno en todas y cada una de las provincias del país el próximo 15 de diciembre a las 12h., y el 18 del mismo mes una manifestación en Madrid.

0
0
0
s2smodern