29 de junio de 2008

Es preciso agilizar las ayudas ganaderas. Rafael Cervera En mayo, los ganaderos de la Comunitat Valenciana solicitaron a la Generalitat una serie de créditos bancarios a interés reducido que el Ministerio tenía que resolver, en principio, antes del lunes día 30 de junio. Estas ayudas, surgidas para mitigar el mal momento que atraviesa el sector ganadero, a pesar de estar tramitadas ante la Generalitat, deben de ser resueltas por el Ministerio del Medio Rural, pero la situación se ha complicado más de lo previsto por las dificultades burocráticas.

Ante esta tesitura, la UPA abogó frente a los responsables ministeriales y logró que se ampliara el plazo de tramitación hasta el próximo 19 de septiembre, todo ello con el objetivo de que ningún profesional de los que la han solicitado en tiempo y forma estos créditos se quedara sin cobertura.

Una vez lograda esta ampliación, desde la UPA-PV, hemos instado a la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación a que ponga todos los medios humanos y materiales precisos para que este dinero, que debe de paliar la desastrosa situación del sector, llegue lo más pronto posible a las explotaciones.

Porque no es permisible que la administración autonómica no dé prioridad a este asunto permitiendo a los ganaderos disponer del dinero lo antes posible, ya que sus explotaciones han visto menguar en los últimos tiempos sus ingresos y aumentar sus gastos, sobre todo por los incrementos de los precios finales de los piensos para alimentar al ganado y de los derivados del petróleo. Una situación que se suma a niveles de precios en origen que podemos calificar de ridículos.

Con todo ello, según los cálculos realizados por la UPA-PV, los ganaderos valencianos, con estas ayudas acordadas entre el Ministerio de Agricultura y las principales organizaciones agrarias, podrían recibir 7.500 euros en concepto de “mínimis” por explotación, con subvenciones de dos puntos de interés por parte del Ministerio y otros dos puntos adicionales de la Comunidad Autónoma, con lo que los créditos podrían llegar hasta los 40.000 euros por explotación o persona física.

Y lo cierto es que es necesario, ya que no es ocioso recordar que la crisis en la ganadería valenciana, provocada por una perniciosa espiral de subidas en los costes de producción y bajadas en el precio de las liquidaciones, ha provocado pérdidas por valor de más de 100 millones de euros sólo en la en la Comunitat, con la desaparición de un gran número de explotaciones y la reducción de la cabaña ganadera en un importante 10%. Por todo ello, demandamos a la Generalitat que agilice la tramitación de unas ayudas que pueden ser la distancia que separa el cierre de las explotaciones a su pervivencia.

Es preciso agilizar las ayudas ganaderas. Rafael Cervera Firmado: Rafael Cervera Calduch, secretario general de la UPA-PV.

0
0
0
s2smodern