Unión General de Trabajadores del País Valenciano

25 de febrero de 2007

Cordura ante la reforma de la OCM. Rafael Cervera En las últimas fechas, la reforma de la OCM de Frutas y Hortalizas ha dado mucho que hablar, pero lo cierto es que casi nadie ha querido echar la vista atrás y valorar qué ha significado ésta para la citricultura valenciana en los últimos años, con el fin de que su reforma pueda ser en realidad una mejora.

Este instrumento que se creó en 1962, con el doble objetivo de regular la producción y el comercio del sector comunitario para alcanzar los objetivos de la Política Agraria Común ha mantenido desde el principio a las Organizaciones de Productores (Ops) de Frutas y Hortalizas como su base fundamental para apoyar a los productores.

Desde la UPA-PV hemos de reconocer que esta realidad no ha sabido ser aprovechada por el sector, ya que sólo el 40% de los productores de la Comunidad Valenciana se han organizado en OPs, aunque lo cierto es que la ficha financiera no es en modo alguno despreciable.

En el periodo 2002-2005 y por los mecanismos de retirada se han ingresado casi 19 millones de € y las ayudas a la transformación más de 205, además el apoyo financiero (que procede la mitad por las OPs y la otra mitad por la UE) a pesar de estar limitadas al 4,1% del valor de la producción comercializada en el periodo 2001-05 han supuesto casi 76 millones de euros.

Todo esto debería servir para que quien tiene la responsabilidad de negociar la próxima reforma de la OCM, que no es otra que la Generalitat Valenciana de común acuerdo con el Estado, valore la importancia de ésta ante le reto que supone tener que cerrar la reforma antes de julio de este año.

Para la UPA-PV queda muy claro que la Comisaria propone pero el sector, junto a las administraciones, es quien debe pelear la mejora de este importantísimo instrumento, con el propósito de conseguir que el mayor número posible de citricultores puedan, apoyados en ella, seguir generando riqueza en la Comunidad Valenciana.

En definitiva, hemos de mejorar la competitividad del sector, reducir las bruscas fluctuaciones en los ingresos de los productores, incrementar el consumo de los cítricos, mantener el esfuerzo del sector por mantener el medio ambiente y sobre todo, ampliar la ficha financiera, claro que a lo mejor hay quien prefiere hacer de la reforma un caballo de batalla en las próximas elecciones. Desde la UPA-PV sinceramente esperamos que prime el sentido de la cordura y que el sector citrícola no tenga que lamentar su suerte por una equivocación de semejante calibre.

Firmado: Rafael Cervera Calduch, secretario general de la UPA-PV.

0
0
0
s2smodern

UGT.es icono facebook icono twitter Canal You Tube SNI

Facebook

2019
Tipo de cotización y prestaciones de la Seguridad Social