Unión General de Trabajadores del País Valenciano

18 de noviembre de 2006 

Image En este nuevo milenio es aún más evidente la interdependencia entre la capacidad de generar conocimientos científicos y tecnológicos y la capacidad de un país o región de crear riqueza,  factores éstos que explican las diferencias en las tasas de desarrollo. La competitividad depende cada vez más de la calidad del capital humano y de la estrategia tecnológica y de innovación de un país o una región, y, cada vez menos, de costes salariales o las ventajas de los recursos naturales.

En este sentido, todos los agentes que intervienen en el proceso de la Investigación y la Innovación Tecnológica aceptan que las sociedades que más progresan son las que más apuestan por la I+D+i y la Sociedad de la Información y el Conocimiento.  Para que un país sea competitivo, es decir, para que pueda evolucionar de manera positiva en la economía global, es indispensable que sea también capaz de adoptar innovaciones tecnológicas que le permitan reducir costes con nuevos procesos o responder a demandas del mercado con nuevos productos.

No obstante, España, y la Comunidad Valenciana, en particular, han acumulado un importante retraso respecto a los demás países industrializados en cuanto a su gasto en I+D, inversión en intangibles que prepara la futura capacidad competitiva de los países y de las empresas.

Aunque se observa en los últimos años una actitud empresarial más favorable a la aplicación de la innovación como elemento estratégico de negocio, parece necesaria una mayor implicación del mundo empresarial en el ámbito de la innovación. La falta de inversión empresarial en I+D afecta a todos los sectores industriales, pero en especial a los de mayor intensidad tecnológica, lo que resulta especialmente grave, pues es aquí donde la investigación resulta más productiva.

La aportación de las empresas en I+D no alcanza el 49%, lejos de la media de la UE-15 (58%) y del objetivo de Lisboa (66%). En el caso de de los empresarios valencianos,  el escaso compromiso para invertir en I+D, es aún más grave ya que el  gasto empresarial en I+D durante el año 2004, únicamente aporta el 31,9% del conjunto de recursos en la Comunidad Valenciana

La necesidad de ir avanzando para conseguir una economía basada en el conocimiento, más competitiva y dinámica, capaz de crecer de manera sostenida en el tiempo, con más y mejores empleos y con mayor cohesión social, contrasta con el escenario deficitario que plantea el sistema de innovación valenciano, y que los Presupuestos de la Generalitat deberían ir solventando años tras año. Ya que la política presupuestaria, a través de  la dotación de fondos públicos, debe servir como instrumento corrector de la trayectoria histórica seguida hasta el momento, teniendo como objetivo potenciar la importancia de las políticas de fomento de la innovación dentro de las políticas del Consell.

Así mismo y por otra parte, para la UGT-PV la apuesta por sectores innovadores, que lleva aparejada la inversión en I+D+i y de alto valor añadido, así como el aumento de la productividad, se perfilan como los instrumentos más eficaces para combatir el riesgo de deslocalización de empresas, sobre todo en el sector industrial. Es decir, desde la UGT-PV afrontar el fenómeno de la deslocalización requiere de medidas estructurales, no coyunturales, entre las que son fundamentales:  aumentar la dotación de fondos públicos para el fomento de la I+D+i, potenciar la capacidad tecnológica competitiva de la economía valenciana a escala mundial, fomentar entre las empresas valencianas la importancia dada a la gestión del conocimiento y la optimización de los recursos humanos, adecuando el capital humano a los desafíos de la innovación, consolidar una cultura empresarial basada en la calidad, el diseño y la innovación, y la asunción del riesgo económico que ésta conlleva.

Promover la innovación y la transferencia tecnológica es parte de la política industrial y de competitividad de la Comunidad Valenciana, pero una Investigación, desarrollo e innovación, que para la UGT-PV debe estar orientada al servicio del empleo, de la estabilidad laboral, de salarios dignos y de la salud laboral y del bienestar de la sociedad valenciana.

En este sentido, los días 21 y 22 de noviembre la UGT-PV va a realizar en la Universidad de Alicante las segundas jornadas sobre Investigación, Desarrollo e Innovación, que cuentan con la colaboración de la propia Universidad, la Generalitat Valenciana, la Fundación Pascual Tomás, la Cámara de Alicante y la Fundación Manuel Peláez Castillo. Allí se reunirán representantes de las Administraciones Públicas, investigadores, expertos y economistas para estudiar debatir y analizar la I+D+i como factor del desarrollo y competitividad en la Comunidad Valenciana.

Image Firmado: Rafael Recuenco Montero. Secretario General de la UGT del País Valenciano.

0
0
0
s2smodern

UGT.es icono facebook icono twitter Canal You Tube SNI

Agenda UGT-PV

26 Sep 2019
10:30AM - 02:00PM
Valencia. Jornada Mujeres y tecnología

Facebook

2019
Tipo de cotización y prestaciones de la Seguridad Social