Unión General de Trabajadores del País Valenciano

17 de noviembre de 2006

Image Hace ya bastantes años que la fórmula I+D+i subyace en muchos de los planteamientos económicos de futuro, sobre todo en aquellas zonas geográficas que, debido a una mayor coincidencia de su tejido productivo con los países llamados emergentes, entre los que sobresalen India o China, ven en ellos una seria amenaza para la estabilidad presente y futura de sus economías.

Lo cierto es que, tal y como ha señalado la UGT-PV en diversos foros,  estos países apoyándose en una mano de obra barata, en sus inmensos recursos naturales y en la transferencia de baja tecnología, además de la escasa protección social que ofrecen a los trabajadores y trabajadoras, están copando los mercados internacionales con sus productos que no encuentran competidor por la vía de los precios.

En el fondo hablamos de que como consecuencia de la globalización, todos hemos de reorientar nuestros esfuerzos para obtener ventajas comparativas en un mundo cada vez más interconectado. En el caso de la Comunidad Valenciana, parece que existe un evidente consenso en que desarrollar una I+D+i eficaz es una de las cuestiones imprescindibles para afrontar los retos económicos y sociales del siglo XXI. En definitiva, la cuestión radica en elevar el valor añadido de nuestros productos y servicios y abandonar la gama de productos de baja calidad, elaborados con mano de obra poco cualificada.

Así, no sólo economistas, políticos de todas las tendencias, catedráticos y profesores universitarios, sino también los trabajadores y trabajadoras y los agentes sociales tenemos la vista puesta en las tres letras que encabezan este artículo de opinión, porque como todos reconocemos, las inversiones que producen crecimiento, desarrollo e innovación constituyen uno de los instrumentos más adecuados para elevar nuestra capacidad competitiva y fomentar la creación de empleo estable y de calidad, sin olvidar la apuesta por la protección al medio ambiente.

Desde un punto de vista sindical, además, es prioritario que la disponibilidad de nuevas tecnologías no suponga un incremento de las desigualdades sociales sino que, por el contrario, redunde en la consecución de una mayor cohesión social.

Para la UGT-PV esta es una realidad incontestable y por ello, hemos asumido un compromiso con los trabajadores y trabajadoras de la Comunidad Valenciana que puedan estar preocupados por el futuro de sus empleos.

Los trabajadores y trabajadoras valencianas demandan pues, no sólo respuestas para entender este proceso que les afecta directamente sino, y esto es lo más importante, actuaciones concretas que hagan posible superar con éxito el imparable proceso de mundialización de la economía. Lo contrario supondría, sin duda, problemas irreversibles de pérdida y envejecimiento del tejido productivo valenciano y, por consiguiente, más inestabilidad y precariedad en el empleo.

En este contexto, la UGT-PV ha organizado las segundas jornadas de I+D+i, que se celebrarán en la Universidad de Alicante los días 21 y 22 de noviembre con el objetivo de ofrecer un espacio de análisis, prospectiva y debate sobre la necesidad de impulsar decididamente la I+D+i para coadyuvar en la consecución del desarrollo competitivo de la Comunidad Valenciana en diversos ámbitos: investigación aplicada y capital humano, desarrollo del tejido empresarial y creación de empleo.

Por que al final, el interés de los trabajadores no se centra tanto, en la compartida necesidad de aplicar la fórmula de la Investigación, más Desarrollo, más Innovación como factor del desarrollo y la competitividad de la Comunidad Valenciana, sino en insertarlo en esta realidad y aplicarlo para mejorar la calidad del empleo, fortaleciendo a la vez el crecimiento económico.

De otra forma, los trabajadores que buscan y desean un trabajo estable y de calidad, pueden encontrarse con unas siglas sin más, alejadas de la realidad de la Comunidad Valenciana y que, por tanto, no sirvan para adelantarse a las profundas transformaciones que afectan de manera directa sobre la estabilidad del sistema productivo valenciano.

En definitiva, estas jornadas son algo más que un lugar de encuentro y reflexión, deben ser una herramienta con la que mejorar y adaptar nuestra acción sindical a la realidad actual, de forma que la UGT-PV, y también la sociedad valenciana, podamos contestar de una manera adecuada a los retos de futuro.

Image Firmado: Rafael Recuenco Montero, secretario general de la UGT-PV.

0
0
0
s2smodern

UGT.es icono facebook icono twitter Canal You Tube SNI

Facebook

2019
Tipo de cotización y prestaciones de la Seguridad Social