Unión General de Trabajadores del País Valenciano

Rafael Cervera Calduch. Secretario General de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA PV)

"La agricultura es la profesión propia del sabio, la más adecuada al sencillo y la ocupación más dignapara todo hombre libre" ¿En qué momento desde que Cicerón acuñara esta frase, que quedaría para la historia, hasta eldía de hoy la profesión de agricultor ha pasado a ser indigna? ¿En que momento la agricultura ha pasado de hacer crecer y desarrollarse a los hombres y mujeres, y a las distintas civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad, a ser menospreciada?

Ahora que parece que está de moda lo de la «España vaciada», que hablan de un problema de despoblamiento del medio rural, un problema que es más viejo que yo, quizás sea el momento para reflexionar sobre los motivos de esa despoblación más allá del meramente económico. Que yo recuerde no he visto nunca a la Guardia Civil desalojando pueblos, pero sí que he oído muchas veces a padres agricultores decirles a sus hijos «vete,estudia y no te dediques a la agricultura»

¿Ustedes se imagina a un empresario de cualquier otro sector diciéndole a su hijo que no continúe con el negocio familiar? No hay ningún negocio exento de riesgo, por tanto reflexionar sobre las razones que llevan a un agricultor a decir algo así es para hacernos pensar. Desde luego el modelo de agricultura de España y muy especialmente en la C. Valenciana en la que el minifundismo es protagonista, tiene sus cosas buenas como la socialización de la agricultura, que está en manos de pequeños propietarios, pero también malas como la baja viabilidad económica de explotaciones poco dimensionadas, y la falta de profesionalización.

Veremos la Ley de estructuras agrarias

Sobre este aspecto las administraciones competentes tienen actuar, ya tenemos la Ley de estructuras agrarias aprobada, es necesario que la pongan en marcha ya. Pero también hace falta actuar en la parte más social del problema. La figura del agricultor es fundamental para combatir el despoblamiento,solo una agricultura basada y estrechamente vinculada a un modelo de explotación familiar, bien dimensionada, formada y por tanto profesionalizada será capaz de fijar población en el medio rural. Hay que dignificar la profesión de agricultor, darle el valor que se merece. Invertir en una empresa agropecuaria debe ser razón de orgullo para los jóvenes,igual o más incluso que cualquier iniciativa empresarial en otros sectores. Es la única manera de atraer talento al sector. Hay que enviar a nuestros hijos a estudiar a la ciudad y que ellos deseen volver para innovar y llevar al siguiente nivel las explotaciones familiares de este país. Desde aquí hago una propuesta,que todos los pueblos de este país le dediquen una calle a un agricultor igual que se la han dedicado a otros eminentes profesionales de otros sectores.

0
0
0
s2smodern
2019
Tipo de cotización y prestaciones de la Seguridad Social