Unión General de Trabajadores del País Valenciano

El Hospital General está derivando pacientes a una clínica privada de la ciudad por la avería de un aparato de neuroradiología empleado para la localización y abordaje de lesiones neurológicas, como ictus, aneurismas o malformaciones vasculares. La UGT denuncia que el aparato se estropeó el pasado verano y que hasta seis pacientes a la semana son derivados de media a una clínica privada de la ciudad que habitualmente trabaja para el plan de choque, para ser sometidos a pruebas exploratorias. Una cifra que podría verse incrementada en las próximas semanas, ya que el aparato ya que el aparato del Hospital aún podía hacer algunas pruebas hasta que ayer quedó inutilizable definitivamente.

Según cálculos que ha realizado el sindicato, el Hospital estaría desembolsando hasta 3.000 euros por enfermo derivado, ya que normalmente se trata de enfermos ingresados en el Hospital, por lo que hay que trasladarlos en ambulancia de un centro a otro.

Al parecer, la avería es imposible de reparar, por lo que no quedará más remedio que comprar un nuevo aparato, cuyo coste es muy elevado.

Desde UGT el responsable de la sección sindical del Departamento 19, Antonio Antón, critica que el Hospital General de Alicante esté gastando tanto dinero en derivar a pacientes a la sanidad privada en lugar de comprar un nuevo aparato de radiodiagnóstico.

Antón advierte de que esta práctica puede esconder un intento de privatizar este tipo de pruebas. Además el responsable de UGT pone el acento en la incomodidad que supone trasladar al enfermo que está ingresado en estado grave a otro hospital para que le hagan una prueba que hasta el verano se hacía en el hospital.

Por otro lado, desde el sindicato se critica que un responsable del servicio donde se ha averiado el aparato de neuroradiología en el Hospital general esté trabajando por las tardes en el mismo centro privado en el que se hacen las pruebas.

0
0
0
s2smodern

L'Alacantí - La Marina

2019
Tipo de cotización y prestaciones de la Seguridad Social