Unión General de Trabajadores del País Valenciano

Este año se cumplen 125 años de la primera conmemoración del 1º de mayo en España. Aquel día de un lejano 1890 cientos de miles de trabajadores y trabajadoras salían a las calles de nuestro país exigiendo un redistribución más equitativa de la riqueza en una sociedad que, fruto de la revolución industrial, había visto crecer la desigualdad, la pobreza y la explotación laboral.

Hoy, azotados por una de las crisis económicas más importantes que se recuerda, el movimiento sindical internacional de nuevo convoca a los trabajadores y trabajadoras a manifestarse por el derecho a alcanzar un futuro mejor, un objetivo que para miles de personas la crisis económica y las medidas impulsadas para combatirla han convertido en un sueño inalcanzable. Ver galería de imágenes

 

Un reciente informe del CSIC constataba que nuestra provincia fue la más vulnerable a la crisis, fruto de un modelo de crecimiento excesivamente dependiente del sector de la construcción, y los últimos datos corroboran que la tímida recuperación económica difícilmente permitirá recuperar los niveles de empleo y prosperidad que nos situaban como el paradigma del levante feliz.

En nuestra provincia la tasa de desempleo sigue instalada por encima del 25% y aproximadamente 45.000 desempleados y desempleadas no perciben ningún tipo de ingreso que les permita vivir dignamente; sin embargo el gobierno sigue utilizando la ligera reducción de las cifras del paro como la prueba del éxito de sus reformas, aunque estas no consiguen ocultar la realidad de una recuperación que se sustenta en crear empleo temporal, a tiempo parcial, con pésimas condiciones laborales y salarios miserables. Las cifras indican claramente que en nuestra provincia 9 de cada diez contratos que se firman tienen carácter temporal y uno de cada tres es a tiempo parcial, encubriendo en muchas ocasiones jornadas completas.

Esta es la realidad que no se percibe desde los despachos ministeriales y es la que explica que por mucho que el gobierno del PP pretenda vender la recuperación los ciudadanos no la perciban.

Frente a esta regresión económica y social las organizaciones sindicales, y no solo nosotros, reclamamos un cambio urgente en la política económica a nivel europeo y particularmente en nuestro país, un cambio dirigido a impulsar el crecimiento económico y reforzar la solidaridad. Desde la UGT estamos convencidos de que es posible impulsar una agenda de progreso que recoja medidas que permitan salir de la crisis definitivamente de manera solidaria, y sentar las bases para un desarrollo futuro sostenible e integrador.

Algunas de estas medidas pasan por impulsar un cambio de modelo productivo que potencie el papel de la industria, reformar nuestro sistema energético introduciendo mecanismos de competencia real, realizar una reforma fiscal que garantice la progresividad y la equidad del sistema asegurando la provisión de recursos, derogar la reforma laboral de 2012 a fin de reequilibrar las relaciones laborales, aumentar los salarios garantizando el poder de compra e impulsando el consumo a fin de apuntalar la recuperación, recuperar unos servicios públicos de calidad recuperando el poder adquisitivo y los derechos de los empleados públicos, incrementar el importe del salario mínimo interprofesional situándolo en 800€ en 2016, restablecer el consenso social y político sobre nuestro modelo de pensiones garantizando su sostenibilidad y su labor de solidaridad intergeneracional, implementar medidas que contribuyan a erradicar las desigualdades de género que se han incrementado durante la crisis, establecer medidas urgentes y eficaces que erradiquen los desahucios, que nos avergüenzan como sociedad, y de forma urgente, introducir una Prestación de Ingresos Mínimos que asegure la atención de las necesidades esenciales a los más de dos millones de desempleados sin recursos económicos que sobreviven gracias al apoyo de su entorno familiar y al esfuerzo de las entidades sociales.

Las cifras de la recuperación que enarbola el gobierno no suponen que hayamos salido de la crisis, ni siquiera que estemos saliendo, ya que esto tan solo se producirá cuando los ciudadanos y ciudadanas accedan a un empleo en condiciones dignas con salarios justos, cuando miles de hogares salgan de la situación de pobreza en que les ha sumido la crisis y las políticas de recorte, cuando los ciudadanos puedan volver a disfrutar de unos servicios públicos esenciales que ahora se les han hurtado y cuando en definitiva vean mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

Lamentablemente hoy como hace 125 años la desigualdad, la pobreza y la explotación laboral siguen presentes en nuestra sociedad, manifestémonos pues este 1 de mayo y luchemos día a día para que se conviertan en un recuerdo del pasado.

0
0
0
s2smodern

UGT.es icono facebook icono twitter Canal You Tube SNI

Facebook

2019
Tipo de cotización y prestaciones de la Seguridad Social