Unión General de Trabajadores del País Valenciano

17 de abril de 2007

El Ministro de Industria abre el II Congrés, societat, treball i llengua en homenaje a Ernest Lluch El ministro de Industria, Comercio y Turismo, Joan Clos, ha abierto con una conferencia sobre la figura de Ernest Lluch el II Congrés, Societat, Treball i Llengua La potenciació socioeconómica de l’Arc Mediterrani, organizado por la UGT-PV y que se va a desarrollar entre hoy y mañana en las ciudades de Valencia y Gandia.

Anteriormente, el acto de apertura contó con las intervenciones del rector de la Universidad de Valencia, Francisco Tomás, el presidente de la sección valenciana de la Fundación Ernest Lluch, Vicent Soler, la secretaria de cultura de la UGT-PV, Elena Pineda y el secretario de acción sindical de la UGT, Antonio Ferrer.

El Ministro de Industria abre el II Congrés, societat, treball i llengua en homenaje a Ernest Lluch El rector de la Universidad de Valencia inauguró el acto agradeciendo a la UGT-PV la oportunidad de realizar este congreso y señaló que Lluch fue un hombre de bien, por lo que el mejor homenaje que la universidad donde trabajó puede hacerle, es seguir con sus principios de trabajo, rigor y honestidad. En este sentido, recalcó que su legado como economista y profesor universitario trasciende en el tiempo por su modernidad metodológica y su madurez en los estudios de la economía valenciana, donde se puede observar con nitidez su compromiso con las aspiraciones sociales, siempre dentro del pensamiento político democrático.

Por su parte, Vicent Soler recordó la importancia de este congreso que permite la posibilidad de reflexionar sobre Lluch y su pensamiento, uno de los principios sobre los que se asienta la Fundación Ernest Lluch. Soler recordó la sensibilidad de Lluch por la construcción de un país, de una sociedad igualitaria, para lo que puso de ejemplo su paso por el ministerio de sanidad, asimismo indicó que sus estudios de economía siempre tuvieron como referentes la eficiencia y la rentabilidad de nuestro tejido productivo, sin olvidar su concepción de una España plural.

El Ministro de Industria abre el II Congrés, societat, treball i llengua en homenaje a Ernest Lluch La secretaria de cultura de la UGT-PV, Elena Pineda, resaltó las ideas de libertad, tolerancia y pasión como núcleo de su legado intelectual, para él el socialismo era ampliar la igualdad, la fraternidad y la libertad en la sociedad. Una cuestión que pudo llevar a la práctica cuando fue nombrado ministro de Sanidad en 1982. De hecho, cuando entró en el ministerio el 62% de la población española tenía cobertura sanitaria, cuando lo abandonó ésta alcanzaba al 99%.

Antonio Ferrer, secretario de acción sindical de la UGT, habló del acierto de la temática del congreso, centrado en la vertebración socioeconómica del arco mediterráneo, ya que ésta es una de las asignaturas pendientes de las sociedades que lo conforman. Además citó la doble vertiente de Lluch, como profesor y como político de voluntad transformadora, una voluntad que se asentaba en la voluntad de diálogo desde el rechazo a la violencia, la defensa de un modelo político basado en los principios de la izquierda y su deseo de profundizar en el estado del bienestar.

El ministro de Industria, Joan Clos, centró la conferencia inaugural en la vigencia del pensamiento y la acción política de Lluch, para lo que citó la recuperación de la política industrial, y el deseo de terminar con la violencia terrorista, ya que ambas están basadas en sus teorías y en sus ideas.

Clos recordó la valía política de Lluch, de la que destacó su inmensa capacidad de interesarse por todo lo humano y su vocación transformadora de la sociedad en la que vivió. Una transformación que en la sanidad española se mostró fundamental, por tanto que, además de generalizar la atención sanitaria, consumó la transferencia autonómica del sistema sanitario.

El Ministro de Industria abre el II Congrés, societat, treball i llengua en homenaje a Ernest Lluch Asimismo, recordó la capacidad de asimilación y de plasmación de sus ideas, cuando en apenas dos meses redactó las líneas maestras de una legislación sanitaria que supo salvar de todas las reticencias que encontró en muchos estamentos, desde la corporativista, hasta la parlamentaria. Ahora nadie pone en duda su modelo, aunque recordó que la ley tuvo enmiendas a la totalidad por parte de todos y cada uno de los grupos parlamentarios de entonces. Clos señaló que Lluch plantó la semilla de uno de los cuatro pilares del estado del bienestar, además de plasmar el primer plan antidroga cuando la heroína hacía estragos en la sociedad española, creó la agencia de vigilancia sobre  seguridad en los medicamentos y combatió las incompatibilidades en el estamento médico, sin olvidar que selló la posibilidad de contagio del SIDA mediante transfusiones de sangre.

El Ministro de Industria abre el II Congrés, societat, treball i llengua en homenaje a Ernest Lluch El ministro recordó que Lluch era una persona tranquila, dialogante, poco radical en las formas, pero profundamente radical en el fondo, en el deseo de transformar la realidad, lo que se traduce en una militancia como persona comprometida con su partido pero con autoridad moral para mantener sus ideas, su criterio personal e independencia.

Por último, Clos mostró la importancia del compromiso de Lluch con la no violencia, de sus esfuerzos por alcanzar un acuerdo para acabar con el terrorismo en el País Vasco, compromiso para llegar a la paz que se materializa con la frase que dijo en un mitin en San Sebastián: hay que impulsar que los que matan, hablen, y aunque no es fácil ese sería el mejor homenaje que se puede hacer a Ernest Lluch, sentenció.

0
0
0
s2smodern
2019
Tipo de cotización y prestaciones de la Seguridad Social