Unión General de Trabajadores del País Valenciano

Ayer día 4 de julio se confirmó lo que desde UGT llevamos anunciando desde hace varios meses, que la cooperativa de trabajo asociado Workman de Mercavalencia, tenía un “carácter ficticio (…) para eludir el cumplimiento de las obligaciones de alta en Régimen general y cotización por parte del empleador según las normas del convenio colectivo sectorial”, tal y como recoge la Inspección.

Y es que en una resolución emitida por la Inspección de trabajo, con fecha 27 de junio del 2018, que actuó a solicitud de UGT, se verifica que esta autodenominada Cooperativa no funcionaba como una asociación de trabajadores que pretendiera satisfacer necesidades y aspiraciones económicas, con gestión y funcionamiento democrático, sino que la contrata de Mercavalencia era un mero instrumento para eludir la obligación de cotizar en régimen general de las personas trabajadoras de la misma.

Esta misma Resolución refleja varias irregularidades: Por una parte, que las ordenes de trabajo se daban desde el personal de Mercavalencia a los miembros de la cooperativa, y que éstas establecían horario, días de trabajo, calidad del producto, y el cómo se debía trabajar, etc. Además, se pone de manifiesto que 19 trabajadores de la cooperativa compartían actividad, por la mañana en la cooperativa y por la tarde en la empresa principal, con jornadas de hasta 16 horas, lo cual es altamente irregular.

Hasta el momento se ha visto que hay 429 personas afectadas en el periodo de 4 años que ha abarcado la inspección, de las cuales 250, son estables a día de hoy y el resto son personas que trabajaron en la misma a lo largo de estos cuatro años. Por todo ello, y dado que la empresa no dio de alta a la Seguridad Social, se ha levantado acta de liquidación de cuotas para estas personas, en función del periodo que hayan estado contratadas y con carácter retroactivo.

Finalmente se resuelve que ante esta situación Mercavalencia no será multada por tratarse de una empresa semipública y por tanto sólo deberá abonar unos 7,5 millones de euros en cuotas de seguridad social, por eso no aparece en la resolución que se ha abierto procedimiento sancionador. Lo que si que se determina de manera específica es que: “los socios trabajadores cedidos ilegalmente a Mercavalencia deben disfrutar de los derechos del estatuto de los trabajadores” y que “deben disfrutar de la garantía de indemnidad (es decir que no pueden ser despedidos) o sufrir perjuicios económicos derivados de reclamaciones como es el caso de esta propia actuación de la inspección.

Prácticas Comunes

Desde UGT PV queremos evidenciar que estas prácticas fraudulentas con cooperativas de trabajo asociado en el sector cárnico son generalizadas. Las cooperativas de trabajo asociado son el instrumento que se utiliza para no cotizar en Régimen General , no aplicar el Convenio Colectivo, ni jornadas, ni permisos, ni descansos, ni todos los derechos que reconoce el Estatuto de los Trabajadores.

En ningún caso se puede comparar esta situación con el cooperativismo valenciano, que como estandarte tiene a las cooperativas citrícolas, que cuando contratan para realizar trabajos, lo hacen sometidas al Convenio Colectivo y a la legislación laboral. Ese es el cooperativismo valenciano, no hay que confundir.

Los datos económicos de Mercavalencia de 2017 claramente evidencian que sus beneficios salen del área de Matadero y Despiece, con más de 14 millones de euros de ingresos, suponiendo un 70% de los ingresos.

Actuaciones para frenar este tipo de fraudes

La actual Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Madgalena Valerio, ha anunciado que hará "especial hincapié" en la lucha contra los falsos autónomos y las falsas cooperativas de trabajo.

Compromís a nivel estatal apoya la lucha de los falsos autónomos, igual que Unidos Podemos, que presentó una Iniciativa Parlamentaria para prohibir el uso de cooperativas de trabajo asociado en la subcontratación en la industria cárnica.

Desde Fica-UGT-PV seguimos luchando contra estas fórmulas de trabajo sin derechos, que abaratan un 30% los costes empresariales y que perjudican a la caja de las pensiones. Condenan a los trabajadores y trabajadoras a una flexibilidad total, les privan de sus derechos como trabajadores, del Convenio Colectivo y de disfrutar las bajas adecuadamente remuneradas, y el desempleo. Y es que estos falsos cooperativistas tienen que asumir todos los costes de la cotización de autónomos, las herramientas de trabajo y los equipos de protección individual, y además deben de pagar una cuota adicional a estas falsas cooperativas.

Es Tarea de todos y todas que el trabajo sea con derechos, con salarios dignos y con cotizaciones suficientes para generar prestaciones dignas. En nuestro sistema de solidaridad intergeneracional, cotizar adecuadamente, garantiza un sistema justo. Los y las pensionistas de hoy contribuyeron a pagar las pensiones de ayer, hoy debemos contribuir a pagar las pensiones de mañana.

Por todo ello desde UGT pedimos al Ayuntamiento de Valencia y a MERCASA, los dos socios principales de MERCAVALENCIA, que reconsideren su decisión, Y DEN EJEMPPLO A TODAS AQUELLAS EMPRESAS DONDE HA actuado la Inspección y asuman la regularización de estos falsos autónomos, como otras empresas privadas ya han empezado a asumir.

0
0
0
s2sdefault